¿Cómo manejar el estrés laboral?

¿Cómo manejar el estrés laboral?

Hoy en día, las actividades laborales se han asociado al estrés y a sus efectos negativos en la salud, sus consecuencias pueden ser muy graves para los colaboradores y también para el funcionamiento de las organizaciones.

Aunque el trabajo es un medio para mejorar la calidad de vida, el ritmo acelerado en el que estamos sumergidos, nubla ese objetivo y en su lugar provoca enfermedades relacionadas con el estrés que van desde migraña, dolores musculares; ansiedad, adicción, trastornos psiquiátricos; padecimientos gastrointestinales e incluso infartos. Esto se ha identificado como síndrome de burnout o estrés laboral.

En México, cerca del 75% de trabajadores se reconoce con estrés laboral, lo que coloca al país en el primer lugar a nivel mundial en este padecimiento, ubicándonos por encima de China y EEUU, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un ejemplo de cuánto se trabaja en México está manifestado en los días de vacaciones que se otorgan a los trabajadores en su primer año laboral: tan sólo 6, y esto es en empresas comprometidas con las normas. En este sentido, somos el país que ofrece menos días de vacaciones a sus fuerzas laborales. Si bien, la CDMX ha tenido iniciativas para mejorar esta situación, la mayoría han sido descartadas.

No obstante, si el gobierno no realiza iniciativas para garantizar una vida laboral más amable, las empresas son las responsables de promover que sus trabajadores mantengan una sana jornada laboral, así como crear conciencia de la importancia de un entorno organizacional favorable.

Identificando el estrés

El primer paso para combatir el estrés laboral es detectarlo a tiempo, lo ideal es que sea a través del área de Recursos Humanos con herramientas especializadas donde se reconozcan factores clave en los colaboradores, tales como: falta de realización, agotamiento, despersonalización, preocupación y somatización. Resulta de gran ayuda, la comunicación permanente y una práctica de transparencia sobre las decisiones profesionales en las que están involucrados los colaboradores; promover la retroalimentación constante sobre su desempeño e incentivarlo; definir con claridad cada rol y plantear límites reales asociados con carga de trabajo.

En algunas organizaciones han comenzado a contratar colaboradores específicos para analizar la carga de trabajo, repartirla y anticipar problemas o resolverlos. Lo anterior es vital pues la clave para combatir el estrés laboral es identificar lo que lo provoca e implementar correcciones en toda la cadena productiva con el fin de mejorar los procesos y poner fin a lo que causa estrés.

Prevenir y detener el burnout nos garantiza mayor y mejor desempeño por parte de nuestros colaboradores, además de ofrecer una mejor calidad de vida personal; algo que sin duda beneficia a las empresas y su entorno social.

Más información: https://www.armstrong.com.mx/burnout/

 

Comentarios