En la prevención radica la sobrevivencia

En la prevención radica la sobrevivencia

A una hora con algunos minutos después del gran simulacro conmemorativo de 1985 sentimos uno de los sismos más fuertes que tenemos memoria.

Muchos jóvenes jamás habían vivido un temblor de tales magnitudes, pues el último cumplía 32 años el mismo 19 de septiembre de 2017. Ante un evento de esta envergadura es vital estar preparados dentro de nuestras áreas laborales, por ello, te compartimos 10 recomendaciones a realizar en tu organización:

  1. Contactar a Protección Civil o voluntarios como ingenieros civiles, estructuristas o arquitectos, para que revisen las instalaciones profesionalmente. Si es posible, graba la explicación de los expertos para que puedas hacérsela llegar a todos tus colaboradores. Si el dictamen resulta negativo, necesitas tomar decisiones a favor de la seguridad de todos.
  2. Permitir que los colaboradores realicen home office, sobre todo en aquellos que presenten estrés postraumático, más aún si tu oficina se encuentra en algún piso a gran altura. La comprensión y el apoyo permitirá una natural recuperación.
  3. Identificar la situación personal de cada uno de tus colaboradores, conocer si hubo algún deceso o pérdida material y apoyarle en la medida de lo posible.
  4. Recomendar a todo el personal, en la medida que el código de vestimenta institucional lo permita, el usar zapatos y ropa cómoda, sobre todo durante el periodo posterior al sismo, cuando las réplicas se pueden presentar.
  5. Realizar una reunión con tus colaboradores, ya sea individual o grupal, para conocer su experiencia y sentimientos en torno a este evento, y en caso de requerirlo, brindarles la asistencia necesaria para mitigar el impacto que el acontecimiento tuvo en su vida y puedan incorporarse de la mejor forma a sus labores.
  6. Brindar a tus colaboradores las herramientas necesarias para que recuperen la confianza en su vida diaria y en su entorno laboral, si es necesario, considera contactar a algún especialista para que brinde una charla a tus colaboradores en los temas que les inquieten.
  7. Reforzar el conocimiento en todos los colaboradores de los puntos seguros en sus áreas de trabajo, practicar las estrategias a seguir en cada evento con simulacros y mantener capacitados a brigadistas y colaboradores en general de las acciones a realizar durante y después de un evento, lo cual les brindará seguridad de encontrarse en una empresa que se preocupa por ellos.
  8. Otorgar a tus colaboradores un kit de emergencia con los elementos básicos indispensables en caso de emergencia como silbato, casco, cubrebocas, equipo de primeros auxilios, entre otros.
  9. Informar recomendaciones generales a tus colaboradores, tales como portar en todo momento su identificación, traer dinero en efectivo porque ante una contingencia es posible que no se cuente con energía eléctrica y no funcionen los cajeros; mantener con suficiente carga sus teléfonos celulares, entre otras.
  10. Mantener la atención en todos los colaboradores para identificar cualquier comportamiento distinto al habitual que dé indicios de estrés postraumático o alguna alteración nerviosa derivada del sismo. Si es necesario, brindarles atención psicológica será fundamental para su mejor reincorporación.

Finalmente, Benjamín Domínguez Trejo, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM comentó a El Financiero en línea, que 20% de las personas que actualmente sufre estrés postraumático puede continuar con él incluso por 20 años, por ello, mantente atento a tus colaboradores, escúchalos y atiende oportunamente aquello que identifiques pueda estar afectando el clima organizacional y haz lo necesario para propiciar las condiciones necesarias para que todos tus colaboradores vivan un ambiente de bienestar y seguridad.

Comentarios