¿Y después de los sismos? La importancia de la reconstrucción emocional

¿Y después de los sismos? La importancia de la reconstrucción emocional

Los trastornos de sueño, la falta de capacidad para concentrarte en el trabajo, mirar constantemente las noticias para ver si volvió a temblar, son entre otros, resultado de la conexión de recuerdos o emociones no procesadas durante nuestra vida, y que a partir del 19 de septiembre de 2017 se hicieron presentes. ¿Sientes o conoces a alguien que está pasando por esta situación?

Para los mexicanos, el vivir y sobrevivir a un terremoto nos ha despertado muchas cosas, en el caso de personas que vivimos los sismos de 1985, fue traer al presente las imágenes, recuerdos y emociones que en aquellos años despertaron la destrucción de nuestro país. Para las generaciones que crecieron posteriores a 1985, es no solo vivir una experiencia nueva, sino hacer presente las imágenes y sensaciones creadas a través de lo que escucharon de padres, maestros o medios de comunicación y, de acuerdo a su propia historia hacer su versión de los hechos.

El haber vivido o no lo sismos del ’85 no nos hizo expertos en nuestra forma de reaccionar ante los terremotos del 2017, pero sí nos brindan la opción de identificar qué sentimientos, emociones o recuerdos de momentos significativos no hemos trabajado.

A través de la historia personal, vivimos eventos que han marcado nuestra forma de ser, el cómo conducirnos de manera personal y profesional, cómo llegamos a trabajar en solitario o de manera colectiva.

Cuando acontecimientos tan fuertes como un terremoto se presentan, las emociones, al no tener el control tan solo de <no moverse> se hacen presentes y nos generan la necesidad de volvernos a “armar emocionalmente”, lo que le llamamos reconstrucción emocional.

El terremoto del 19 de septiembre de 2017 sucedió mientras una gran población se encontraba en sus centros de trabajo, lo que hace que su forma de conducirse se combine entre su necesidad de supervivencia en lo individual, sus prioridades familiares, así como  su actitud como miembro de una organización y entonces, ¿dónde quedaron sus emociones?, ¿sus colaboradores pudieron concentrarse para trabajar si estaban viviendo tantas emociones a la vez?

De acuerdo a información del INEGI se afectaron tras los sismos de septiembre a 328,662 negocios en México, lo que representa el 16.1% de las empresas establecidas en Chiapas, Ciudad de México, Guerrero, México, Morelos, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala y, nos preguntamos ¿a cuántos colaboradores directa o indirectamente afectaron los sismos?

La respuesta a la fecha es incierta, pero sabemos que toda la población mexicana en menor o mayor medida nos vimos afectados por los acontecimientos.

Dentro de las organizaciones las áreas de Recursos Humanos tienen dentro de su objetivo el velar de forma integral por los colaboradores, por ello, es fundamental brindarles herramientas para reconstruirse emocionalmente, lo que les permitirá restablecer la armonía, fortalecer el sentido de pertenencia a la organización y retomar el enfoque a sus labores ante la nueva realidad; pues aun cuando las instalaciones de la organización no sufrieran afectaciones físicamente, la sociedad mexicana ha cambiado derivado de los acontecimientos y vivimos de forma diferente las medidas de prevención y convivencia de la vida diaria.

Dicha reconstrucción es un paso necesario para recobrar la seguridad, mejorar la productividad y lograr compromisos exitosos en los ejercicios de preparación para, si en un futuro se vuelve a presentar alguna contingencia, se actúe anímicamente mejor preparados.

Parte fundamental de la reconstrucción emocional es el reconocimiento de pérdidas significativas que impactaron su vida y cuáles de ellas siguen generando sentimientos de dolor, pena, aflicción, entre otros. Cuando el ser humano es trastocado por acontecimientos fuera de su control de manera natural contacta con las emociones que se encuentran en su memoria misma que por alguna razón no fueron procesadas, por ello, ayudar a tus colaboradores en este proceso será muy valioso.

La importancia de la recontrucción emocional de los colaboradores en una organización es un ejercicio fundamental, ya que como sabemos el ser humano es integral, sus emociones, pensamientos y actitudes repercuten directamente en los resultados.

Como responsables de Recursos Humanos podemos apoyarnos en especialistas para poder ubicar lo que necesita nuestro personal, pues el sólo preguntar ¿estás bien?, verificar que sus hogares no se hayan visto afectados no es suficiente.

Te invitamos a que el lema “primero persona, luego colaborador” sea lo que nos aliente a reconstruir nuestro país, cuenta con nosotros para lograrlo.

————————————————————————————————————————

Existe una estrecha relación entre las emociones que has sentido a raíz de los terremotos del pasado septiembre, tus vivencias y las creencias de nuestra cultura en México. Descúbrelas en:

Conferencia-taller “Reconstrucción emocional”

Enfocado a brindar herramientas para el manejo de las emociones de sus colaboradores  que se generaron durante y después de los sismos que contempla los temas, buscando el empoderamiento como agentes de cambio:

  • ¿Qué es una pérdida / ganancia?
  • La visión de la cultura mexicana en los duelos y sus etapas
  • Equipos de trabajo y sus emociones
  • Identificación de tus herramientas para la reconstrucción emocional

Contáctanos para mayor información.

Foto: Luis Arango

Comentarios