¿Cómo prepararte para una entrevista de trabajo?

¿Cómo prepararte para una entrevista de trabajo?

Una entrevista de trabajo es el momento perfecto para causar una buena primera impresión.

La entrevista de trabajo es uno de los filtros más usados y necesarios para que una empresa pueda conocer bien el perfil de sus candidatos y pueda tomar la mejor decisión al elegir quién ocupará un puesto de trabajo.

Para el entrevistado, este proceso puede ser estresante por la incertidumbre y el deseo de cubrir el perfil que busca la empresa, pero existen maneras para prepararse y hacer de la experiencia, una oportunidad de éxito.

¿Cómo? Te dejamos algunos consejos para prepararte para las entrevistas de trabajo que tengas en el futuro.

Prevee los detalles técnicos

Prepararte con anticipación te ayuda a tener bajo control desde los aspectos fundamentales de la entrevista hasta los mínimos detalles, lo cual ayuda a que tu nivel de ansiedad disminuya considerablemente.

Piensa en todos aquellos posibles contratiempos que pudieran presentarse y define una solución. Prepara con tiempo un folder, tu CV y una memoria USB con tu backup por si algo ocurre, carga unos cuantos pañuelos, mentas, una pluma y todo aquello que te permita tener siempre el “plan B” listo.

Investiga a tus empleadores

A una entrevista de trabajo debes ir preparado y esto incluye el conocer la empresa en la que buscas emplearte. Tómate el tiempo para investigar a qué se dedica la empresa, cómo funciona, cuál es su filosofía y valores, qué logros ha tenido, sus objetivos y el resto de información que puedas conseguir. Conocer el lugar en donde quieres laborar es indispensable y te separa favorablemente de otros candidatos que no se tomaron el tiempo de investigar.

Practica con un amigo

Ser un buen entrevistado no solo tiene que ver con tus habilidades para cubrir el perfil de un puesto en la empresa, también son fundamentales tus habilidades de comunicación para expresar de la mejor forma quién eres. Puedes practicar con alguna persona o grabar tus respuestas, escucharlas y analizarlas. Se trata no solo de aprender a responder, sino aprender a escuchar, contestar lo que se te pregunta, tener la capacidad necesaria de síntesis y seguir una línea de pensamiento que tu entrevistador entienda mientras hablas.

Dale el tiempo que merece, no corras

No hay nada peor que llegar tarde a una entrevista de trabajo. No importa si tienes trabajo o estás desempleado, el tiempo es imperativo. Si ya sabes la fecha y hora de tu entrevista, intenta despejar tu agenda medio día para que no tengas inconveniente alguno, siempre es mejor tener tiempo de más que de menos.

Mantente disponible

Hay veces que los entrevistadores cambian horarios o locaciones de la entrevista de trabajo por compromisos laborales; o en algunos casos el proceso incluye varias entrevistas, por lo que, durante los días antes y después de tu entrevista, es importante estar disponible a través del teléfono y al pendiente de tu correo electrónico.

Piensa positivamente

No podrás convencer a nadie si antes no te convences a ti mismo. Las entrevistas son un proceso necesario que puede significar una ventaja enorme para quien aplica para un trabajo. Ser positivo internamente y compartir esa buena actitud con quien te entreviste, podría ser el diferenciador entre tú y otros candidatos. La sonrisa es el mejor accesorio y una actitud tranquila y paciente te puede llevar muy lejos.

Las entrevistas de trabajo son procesos inevitables, lo mejor que puedes hacer es prepararte y practicar para hacer de estos momentos una ventaja competitiva y no un momento de estrés. Esperamos estos tips te ayuden en tus siguientes entrevistas, ¡mucho éxito!

Comentarios