Armstrong
Buscar
55 5212 1020
Buscar

Ventajas de contar con talento joven en tu organización

Armstrong

Muchas organizaciones aún temen al contratar a personal recién egresado, pensando que la falta de experiencia será una traba para que los profesionistas desempeñen sus labores en la empresa; pero ese pensamiento es bastante reducido, en comparación con las diversas y valiosas competencias que los talentos jóvenes tienen.

Los procesos de atracción de talento deben transformarse, olvidándonos de la búsqueda de candidatos con experiencia solamente, para dar paso a construir equipos de trabajo cuyas habilidades contribuyan al logro de los objetivos de la organización.

Los jóvenes tienen un enorme reto al terminar sus estudios, obtener empleo. La mayoría son personas altamente preparadas y especializadas, pero su falta de experiencia les cierra puertas la mayoría de las veces.

Lo que muchas organizaciones están perdiendo de vista, es que, si transformaran sus procesos de atracción de talento y flexibilizaran sus búsquedas pensando en las competencias de estos talentos, encontrarán muchas joyas en el mundo joven.

¿Qué ventajas tiene trabajar con talento joven?

Son personas con posibilidad completa de desarrollo y crecimiento, cuentan con ímpetu, no tienen vicios de otras empresas, cuentan con una mayor capacidad de adaptación que cualquier otra persona, tienen hambre de aprender, tienen ideas frescas e innovadoras, la tecnología está de su lado y no requieren capacitación, están a la vanguardia y tienen voluntad de trabajar.

Las ventajas son muchas y también las competencias con las que cuentan, las cuales, si perfilamos bien desde nuestro reclutamiento, podemos encontrar a personas ideales para nuestros puestos de trabajo.

¿Qué competencias son éstas?

Análisis y síntesis: Separar las partes de un todo, identificar las variables más importantes y proponer una solución.

Compromiso ético: Ser y actuar en función de las leyes morales de su campo de intervención profesional buscando el beneficio de la sociedad.

Creatividad: Innovar y transformar el medio económico, social y cultural, así como el campo específico de intervención profesional

Organización y planeación: Saber planificar y ejecutar combinando recursos personales, materiales y tiempo.

Orientación a la calidad: Desempeñar con eficiencia y seguridad buscando excelencia en cada entregable.

Solución de problemas: Capacidad teórica, metodología y práctica par proponer alternativas de solución al planteamiento de un problema

Toma de decisiones: Emitir con prontitud un juicio definitivo sobre una situación determinada.

Trabajo en equipo: Cooperar y relacionarse con personas de su misma profesión y de otras distintas para el alcance de un objetivo en común.

¿Tú tienes talento joven en tu empresa? ¡cuéntanos qué le aporta a tu organización!

Esta nota está inspirada en el webinar parte de nuestro programa iRH, Fortalece tu talento, “Talento joven, el impulso que tu organización necesita” impartido por Berenice Salgado

talento


© 2019 Armstrong Intellectual Capital Solutions, S.A. de C.V. | Todos los derechos reservados