¿Por dónde comenzamos a cerrar una década laboral?

¿Por dónde comenzamos a cerrar una década laboral?

 

Nos hayamos dado cuenta o no, una década más está terminando. Esto significa que, así como en nuestra vida personal, en nuestra vida laboral hay que comenzar a cerrar ciclos, entregar resultados, planear lo que viene y hacer comparativos sobre lo que hubo antes y cómo estamos ahora. 

¿Por dónde empezar? Te dejamos algunos tips y consejos para ponerte en orden, adelantar el cierre y que antes de prepararte para los festejos de diciembre, puedas alistar lo necesario en la oficina de la mejor forma.

Limpieza 

Suena una actividad sencilla que podemos hacer en un día, sin embargo, debemos hacer mucho más que deshacernos de papeles, limpiar nuestro lugar y pasarle una revisada a la computadora.

Desde actualizar, limpiar y tirar el archivo muerto, compilar archivos de años anterior en una sola década, archivar los documentos de este año. Entre la limpieza sea más extensa, mejor va a ser el arranque del 2020.

Actualiza y reordena

Parte de la limpieza, también es la organización. Para limpiar y tirar cosas, hay que saber qué sirve y qué no, y para eso hay que actualizar las cosas que están vigentes y las que ya pasaron, ¿a qué nos referimos?

Por ejemplo, da de baja cuentas de correo electrónico de personas o áreas que ya no están en la empresa; revisa cables y tira los que no funcionan; actualiza bases de datos y revisa inventarios de la empresa. ¡No cargues pendientes ni basura hacia la próxima década!

Revisa lo que ya hay

Asegúrate de que tus procesos funcionen correctamente. Los resultados solo llegan con trabajo y supervisión constante. Revisa si tus líneas de comunicación son sencillas de entender, si los procesos son ágiles, si hay burocracia en tus pasos de trabajo. Busca si los manuales de procesos están actualizados y haz una lista de qué falta registrar y eficientar de lo que ya se hace en tu empresa.

Planea

No hay mejor manera para planear el futuro que con tiempo. Con tiempo para pensar y analizar el futuro, se pueden diseñar estrategias amplias, detalladas y bien pensadas que estaremos listos para aplicar en la nueva década y a nivel inmediato el próximo año.

Reúnete con tu equipo de trabajo para planear, tanto el quehacer de las siguientes semanas, como las nuevas líneas de trabajo para el siguiente año. Haz lluvia de ideas para contar con la perspectiva de todos hacia el nuevo periodo.

Acepta el cambio

El final de un ciclo trae siempre cambios en las empresas, los cuales pueden materializarse en nuevas políticas o diferentes prácticas y sistemas, por lo que debes intentar aceptar los cambios y darles el tiempo suficiente para implementar, aprender e incluso reaprender.

Ir trabajando la apertura a nuevas ideas, la creatividad y reducir la resistencia al cambio desde ahora, hará que tengas ventaja cuando los cambios en la empresa comienzan a ser aplicados. 

No cargues temas sin resolver

Si tienes pendientes que puedes terminar antes de que termine la década ¡hazlo ahora! Para que puedas iniciar el 2020 con toda la atención en los nuevos proyectos del mes, trimestre, semestre, año, década, y no tengas que mirar atrás por dejar algo inconcluso. 

La intención de cerrar ciclos en la oficina es que tu energía y la del espacio se muevan para recibir nuevos retos y actividades de la mejor manera. Aunque esto parezca natural y sencillo, el prever y resolver desde ahora te ayudará a comenzar mucho mejor el próximo año.

Retroalimentación

Toca base con tu equipo, escúchalos, tómate el tiempo de conocer su resumen del tiempo que llevan laborando en la empresa. Conoce sus miedos al futuro, inquietudes y también anhelos y metas personales y profesionales. 

Junto a ellos es que se ha logrado el trabajo de todo el año y con ellos se debe planear el siguiente ciclo. Intenta darle tiempo a cada colaborador y revisar las fortalezas en el año, así como las áreas de oportunidad, de esta forma todos llegarán más motivados al cierre del año laboral. 

Cuidado con el burnout y el estrés

En vez de saturarte en fin de año pensando en todos los cierres que tienes que hacer y situaciones que resolver, mejor adelanta el trabajo lo más que puedas, organízate, planea bien y nunca dejes de lado tu salud física, mental y emocional, pues es sumamente importante y delicada en esta época. 

Utiliza el cierre de año como pretexto para implementar dinámicas que ayuden al equipo y a ti a descargar estrés y ansiedad. Pequeñas pausas para ejercicio ligero y estiramientos, círculos creativos para compartir ideas, espacios de horario flexible, simplificar juntas y generar dinámicas de retos o ejercicios mentales que distraigan del trabajo diario pueden ser buenas ideas.

Descansa

Así como lo lees. Es igual de importante descansar, como lo es trabajar. En momentos de fin de ciclos, en los que tenemos carga laboral, y además tenemos cargas sociales, personales, familiares, es de suma importancia hacernos espacio para descansar y no saturarnos en ningún área de nuestra vida. 

Intenta no hacer horas extra y terminar tus pendientes en horarios normales de trabajo, no te lleves tarea a casa después de trabajar y aunque quieras cumplir con todos los compromisos sociales, hazte espacio para descansar durante el fin de semana ¡no te satures!

¡Que tu cierre de año sea provechoso y agradable!

Comentarios

LiveZilla Live Chat Software