Olvídate del cansancio en el trabajo con estos tips

Olvídate del cansancio en el trabajo con estos tips

La segunda y última parte del año ya está por concluir, y entre más se acerca el fin de año, los días se vuelven más cortos, el clima más frío, y el cansancio empieza a hacerse más evidente.

Claro, en la naturaleza todos se preparan para hibernar ¡y nosotros es cuando más trabajamos! Por ello, mientras cumplimos con nuestras metas y objetivos laborales, también es importante cuidar nuestra salud, combatir el cansancio y estrés para no caer en burnout.

Si has estado sufriendo de sueño, bostezos, falta de concentración y dolor de cabeza en el trabajo, te dejamos estas recomendaciones para combatirlo, poder cerrar el ciclo de la mejor manera y con los mejores resultados.

Duerme bien

Contar con las horas de sueño necesarias es el punto número uno para no sufrir de cansancio y agotamiento durante el día. Aunque “dormir bien” no solo se trata de horas, sino de calidad de sueño. ¿Duermes siempre a la misma hora? ¿Necesitas ruido para dormir? ¿Tienes pesadillas o te quedas pensando en el trabajo? Todo esto influye en tu descanso. Analiza cómo duermes y si te ayudaría relajarte más antes de dormir, tal vez con meditación o alguna infusión que te haga bajar el ritmo para descansar.

 

Suelta las pantallas

Otro punto importante para poder descansar, tanto durante la noche como en algunos momentos durante el día, es soltar las pantallas. Tanto la luz intensa y blanca de las pantallas de la computadora, dispositivo móvil o televisor, como toda la información con la que somos bombardeados constantemente, no nos deja desconectarnos para tener momentos de tranquilidad. Toma en cuenta esto y desconéctate al menos una hora antes de dormir, y cada hora mientras estás trabajando.

 

¡Al agua patos!

Incluir en tu rutina bañarte por la mañana hace una gran diferencia. Un baño antes de ir a trabajar en definitiva te despierta y te prepara para un día laboral energizado. Te sentirás mucho más fresco y despierto aunque sea muy temprano.

 

Alimentación

El cuerpo necesita de una buena alimentación todos los días. Los nutrientes que vas eligiendo durante el día son los que se procesan y te dan energía o también te la pueden quitar. Además de esto, recuerda que el proceso digestivo después de cada comida requiere energía ¡por eso nos da sueño! Elegir desayunos que te den energía y comidas durante el día que no sean tan pesadas, harán la diferencia en tu rendimiento.

 

Conversaciones

Vincularte con otros compañeros, indistintamente de la temática que elijan, contribuye no sólo a oxigenar tu cerebro sino a crear un grato ambiente laboral. Desconéctate unos segundos de la actividad que vienes realizando para retomar con energía.

 

Ejercicios en la oficina

No tienes que ponerte a hacer cardio en medio de la oficina, pero algunos ejercicios de estiramiento te pueden ayudar a quitar el cansancio y despertar tu cerebro a la mitad de la jornada laboral. Masajea tus ojos, párate a caminar, levanta tus brazos y estira tus piernas, así el oxígeno circulará mejor y te despertará.

 

Ventilación

Si no hay buena ventilación en tu espacio de trabajo, se acumula dióxido de carbono, que en buena dosis disminuye la concentración y el rendimiento. Un poco de aire fresco permitirá reanimar tu cuerpo. Ventila tus espacios durante el día y, muy importante, también la habitación donde duermes, así vas a dormir mucho más fácil y tendrás mejor calidad de sueño.

Cambia las bebidas energéticas por agua

La acción de las bebidas energéticas no es muy duradera y cuando el efecto se acabe, te sentirás peor aún. Además, las bebidas energéticas afectan mucho el corazón, lo que es muy inoportuno si tienes mucho trabajo. Será mejor mantener buen balance de agua en tu cuerpo. Toma mínimo 1,5 litros de agua diariamente.

¡Esperamos estos tips sean de ayuda en el día a día!

Comentarios

LiveZilla Live Chat Software