Armstrong
Buscar
55 5212 1020
Buscar

Prácticas a aplicar cuando llegan nuevos colaboradores

Armstrong

Comenzar un nuevo trabajo puede ser un proceso imponente, que para los nuevos colaboradores no siempre es cómodo, que puede llegar hasta a afectar en su rendimiento e impactar en la percepción de su espacio de trabajo.

La incorporación de un nuevo colaborador a nuestro ambiente de trabajo es muy importante y vale la pena ponerle atención para brindar una experiencia satisfactoria para todos.

No se trata solo de las primeras impresiones, tomarse el tiempo para planificar cómo se introducirán las nuevas contrataciones en su empresa importa para el desempeño futuro, su capacidad para alcanzar los objetivos establecidos y su satisfacción general con sus nuevos puestos.

Te compartimos algunas prácticas de incorporación para ayudar a los nuevos colaboradores a integrarse rápidamente a una empresa:

Crea una agenda para su primera semana

Es mucho más fácil planear esto por adelantado. Si no estás seguro de qué incluir en esta agenda, comunícate con quien será su jefe directo y otros colaboradores clave para determinar qué es lo importante. Si asignas mentores o compañeros de trabajo, este es un buen momento para hacerlo también.

Proporciona un regalo de bienvenida

Para ayudar a que se sienta inmediatamente como parte del equipo, puedes colocar en el escritorio cualquier material de la empresa, como una camiseta personalizada, taza, bolígrafo o libreta. Esto no solo creará identificación de la marca de inmediato, sino que también ayudará al colaborador a sentirse bienvenido.

Envía información útil

Ayuda a calmar sus inquietudes del primer día comunicando claramente cualquier información que necesite. Incluye detalles sobre el código de vestimenta, las reglas de estacionamiento, las instrucciones para llegar a la oficina o cualquier otra duda que pueda tener para minimizar el estrés.

Hacerse tiempo para la orientación

Puede ser tentador enviar a nuevos colaboradores a los proyectos lo más rápido posible; pero hacerlo, puede ser desorientador y estresante, ¡dos sentimientos que definitivamente deseas evitar!

Si es posible, usa su primer día como uno de orientación, más que un día de trabajo. Trata de que algunos miembros del equipo actual socialicen con la persona nueva, reserva tiempo para completar el papeleo, las reuniones introductorias y las conversaciones informales.

Cubrir importantes procesos de trabajo

A medida que avanza la primera semana de la nueva contratación, puedes hacer que el nuevo colaborador y su líder se reúnan unas cuantas veces más, según sea necesario, para discutir procesos de trabajo importantes. Por ejemplo, conocer el protocolo de correo electrónico, las expectativas de comunicación y los procesos internos de toma de decisiones.

Invertir en formación

Si bien las pérdidas de productividad pueden ser frustrantes, entre los 30 a 90 primeros días de trabajo de un nuevo colaborador deben considerarse como un período de capacitación inicial. Capacítalo en todo, desde los productos que maneja, hasta el posicionamiento de su marca en el mercado. Una vez que finalice este período introductorio, tendrás un colaborador mucho más fuerte que el que lanzaste inmediatamente a los lobos.

¿Tienes otra mejor práctica que deberíamos agregar a esta lista? ¡Comparte tus recomendaciones dejando un comentario abajo!

Información de: https://wheniwork.com/

nuevos colaboradores


© 2019 Armstrong Intellectual Capital Solutions, S.A. de C.V. | Todos los derechos reservados