Armstrong
Buscar

Inclusión y diversidad en las organizaciones 

inclusion y diversidad en las organizaciones
Compartir

Arianna Pérez

27 de julio de 2022

¿Te sirvió?

2
0

La sociedad siempre está cambiando y existen cambios que juegan a favor de nuestra evolución, son positivos y transformadores desde diversos ángulos. 

Uno de ellos es cómo nos hemos ido liberando de tabúes, prejuicios o ideas que durante mucho tiempo limitaron la forma en que “se suponía” algo o alguien debía ser visto o en que algunas situaciones o maneras de actuar debían ser según estándares establecidos porque “así siempre ha sido” y no porque son lo adecuado en el momento actual.  

Es así como hoy en día, aunque aún hay mucho camino por recorrer, ya se cuenta con mayor apertura a que cada persona se exprese con libertad, sea tal como es sin temor a que se le juzgue o rechace.  

Y en entornos como el laboral, donde se construye y logran objetivos a través del trabajo en equipo, estamos comprendiendo y notando que en nuestras diferencias individuales se encuentran nuestras fortalezas grupales.  

Con ello es que toma relevancia hablar de inclusión y diversidad en las organizaciones, pero sobre todo darles su espacio, atención y acción. 

¿Qué son la inclusión y diversidad? 

Si bien en aquellas conversaciones que se dan en una organización sobre inclusión, es muy probable que aparezca el concepto de diversidad, y viceversa; estos términos no se refieren a lo mismo.  

Están relacionados entre sí, ambos resultan importantes y necesarios, pero no implica que, si una empresa cuenta con equipos diversos, también es incluyente; o que al ser incluyente esté formando equipos diversos. 

Inclusión 

La inclusión se refiere a que algo o alguien se integre o incluya en un conjunto, es decir, significa incorporar, integrar y aceptar a alguien para que forme parte de un todo.  

Cada uno de nosotros contamos con características que nos hacen únicos, tales como nuestra apariencia física, edad, género, personalidad, cultura, creencias políticas o religiosas, experiencias, conocimientos, capacidades, preferencia sexual, entre otros.  

Sin embargo, algunas de estas características en un entorno laboral no resultan determinantes respecto a lo que una persona es capaz de aportar a la organización.  

De manera que hablar de inclusión se trata de respetar a cada colaborador tal como es; así como valorar, apreciar y reconocer cómo a través de su autenticidad puede brindar una perspectiva única a la organización.  

Diversidad 

Por otro lado, la diversidad se define como abundancia o variedad de cosas distintas. De tal forma que, en el ámbito laboral, representa construir equipos de trabajo cuyas personas tengan características distintas, que van desde su cultura, conocimientos, formación, experiencias, habilidades. 

Contar con grupos de trabajo diversos brinda aportaciones y opiniones que, al ser tan distintas entre sí, permiten tener un ambiente de trabajo en el que el cumplimiento de los objetivos se da a través de la creatividad, innovación, apertura al diálogo y co-creación

Y la diversidad en una empresa requiere complementarse con estrategias de inclusión, fomentando la equidad e igualdad de oportunidades entre todos sus colaboradores.  

¿Por qué la diversidad e inclusión son importantes en las organizaciones? 

Una organización es la suma de todos los que la conforman.  

Un espacio donde las personas son auténticas permite crear una cultura enriquecida, que con las ideas, conocimientos, experiencias y visión de cada uno de sus integrantes logra mirar cada proyecto desde todas sus aristas.  

Cuando en una empresa la mirada de los líderes y el equipo de Recursos Humanos sienta las bases para crear una cultura de respeto y apreciación de sus colaboradores, ellos se sienten con la confianza de expresarse tal como son, descubriendo que su creatividad y capacidades no tienen límites.  

Y entonces imagina si aunado a ello, en los equipos de trabajo existe la apertura para contar con colaboradores con diversidad de habilidades, capacidades y cualidades. Las posibilidades de creación y logro de objetivos que se pueden alcanzar se maximizan.  

¿Qué te motiva para que tu empresa sea inclusiva y diversa? 

Quizás para muchos la inclusión y diversidad son temas de moda y es por lo que algunas empresas deciden comenzar a realizar acciones.  

La idea de hacer algo porque está en tendencia o “por cumplir” con lo que otros esperan hace que se pierda de vista el verdadero sentido de estos temas que resultan relevantes como empresas y como sociedad.  

Al no tener una clara visión de para qué se está haciendo, no hay convicción o un profundo interés en las iniciativas y entonces se convierten en proyectos temporales que en el largo plazo no tendrán resultados y que lamentablemente al ser de índole social, pero sobre todo con un enfoque humano, dejarlos de lado puede tener afectaciones no solo como organización sino en las personas.  

Programa de inclusión y diversidad en la empresa 

A través de lo compartido por Yanet Hernández Tabiel, consultora en Comunicación Organizacional en el webinar: «Inclusión y diversidad en las organizaciones». Aquí tienes una propuesta para implementar el proceso que impulse una cultura diversa e inclusiva en tu organización:  

1. Aspirar: ¿Hacia dónde queremos ir? 

  • Crear una clara propuesta de valor generada por tener una cultura diversa e inclusiva. 
  • Definir objetivos claros y tangibles para poder llevarlos a cabo, monitorearlos y evaluarlos. 

2. Evaluar: ¿Qué tan listos estamos para ir hacia allá? 

  • Comprender la situación actual en términos de estadísticas y aprender de mejores prácticas externas. 

3. Diseñar: ¿Qué necesitamos para llegar hasta ahí? 

  • Armar iniciativas 
  • Diferenciar las iniciativas por grupos de diversidad 
  • Dirigir desde los niveles más altos 

4. Actuar: ¿Cómo manejamos el proceso? 

  • Definir la estrategia de cada iniciativa 
  • Evaluar y ajustar 

5. Avanzar: ¿Cómo proseguimos? 

  • Construir la diversidad e inclusión como algo permanente en la organización 
  • Conectar la diversidad con otros esfuerzos de gestión 

Si bien cada día nos encontramos ante organizaciones con apertura a la inclusión y diversidad, aún existen escenarios donde se hace presente la discriminación, segregación o exclusión social; así que, como primer paso firme, desde nuestro rol en la gestión de personas y líderes de la organización, debemos erradicar los comportamientos contrarios a la diversidad e inclusión y establecer un programa con objetivos y acciones claras para lograrlo. 

Elementos clave del programa de inclusión y diversidad 

El éxito de tu programa requiere de algunos elementos esenciales que a continuación te compartimos: 

  • Si bien este programa puede ser coordinado a partir de la colaboración entre Recursos Humanos y los líderes, es importante que en todas las etapas sean involucrados los colaboradores en general. 
  • En los procesos de inducción, debe compartirse la filosofía organizacional, para que los nuevos colaboradores tengan claridad respecto de los valores y cultura bajo los que se rige el entorno laboral.  
  • Debe brindarse capacitación suficiente y constante a los colaboradores para conocer y llevar a la acción las políticas, reglamentos, leyes y derechos en su interrelación con las demás personas de la organización, poniendo por delante el fomento al respeto, ética, solidaridad y trabajo en equipo.  
  • Lograr una cultura de inclusión y diversidad implica contemplar etapas de sensibilización y concientización de los colaboradores.  
  • Se requiere contar con diversos medios disponibles para una adecuada comunicación al interior de la organización. Esto permite que existe apertura para expresarse por parte de los colaboradores y un espacio de diálogo desde los líderes hacia sus equipos.  
  • Como todo proyecto que busca tener resultados, es indispensable monitorear el cumplimiento de los objetivos, aplicación y el funcionamiento de las políticas, procedimientos, programas o cualquier iniciativa en favor de crear una cultura inclusiva y diversa en todo momento.  

La inclusión y diversidad son parte de la cultura no una simple iniciativa 

La organización siempre está cambiando, las propias personas cambian, su entorno también, es por ello que resulta importante que no sea una iniciativa que se realice hoy y después quede en el olvido.  

Si a partir de las acciones que se realicen se identifica que hay ajustes por realizar o nuevas estrategias, una vez implementadas deberán medirse sus resultados. 

Así mismo, se recomienda que existan revisiones periódicas de las políticas, del clima laboral, de las iniciativas en favor de la diversidad e inclusión, de manera que, si los equipos de trabajo cambian, se incorporan nuevos colaboradores, la cultura se transforma porque así es nuestra naturaleza como seres humanos, las bases como organización inclusiva y diversa no desaparezcan.  

Si bien considerarse una empresa inclusiva y diversa puede sonar sencillo, el camino es largo, ya que involucra no solo a la organización sino a la sociedad en la que los colaboradores se desenvuelven.  

Existen factores que intervienen como es la educación, ya que la mentalidad que se forja en las personas viene de todo lo que escuchan, ven y aprenden, donde muchas veces la propia organización no está presente.  

Sin embargo, desde nuestro espacio, como organizaciones, líderes y Recursos Humanos debemos fomentar la creación de espacios donde las personas cuenten con igualdad de oportunidades, respeto a su autenticidad y diversidad, apertura al diálogo, porque con ello damos pasos firmes hacia la inclusión y diversidad.  

Además, de manera individual tenemos como una tarea constante que nuestras conversaciones, pensamientos y acciones siempre estén alineadas en el respecto y apreciación por las contribuciones de quienes están en nuestro entorno.   

2
0