Armstrong
Buscar
55 5212 1020
Buscar

4 cosas que NO hay que hacer al dirigirte a tu equipo

Armstrong

Ser líder en un grupo de trabajo no es cualquier cosa. El tener la voz de mando o trazar el camino que un proyecto debe seguir, conlleva mucha responsabilidad frente al equipo, así como frente a quienes esperan los resultados de nuestro trabajo.

Es fundamental conocer cómo ser un buen líder, pero también identificar aquellas conductas que debemos evitar, por ello, mira estos 4 ejemplos de qué NO hacer o decir al dirigirte a tu equipo de trabajo:

Decir “no”, sin argumentos

Muchas veces podemos estar casados con una sola manera de hacer las cosas y sin querer, cegarnos a otras posibilidades que pueden aportar mucho a un proyecto. Ten cuidado con decir “no”, solo por decirlo, aprende a escuchar las opiniones e ideas de los otros, no queremos perder la proactividad de nuestros colaboradores, ¿o sí?

No reconocer tus errores frente al equipo

Errar es humano, además, aceptar un error nos permite analizarlo y encontrar el aprendizaje en él. El ser líder no convierte a nadie en perfecto, reconocer un error frente a tu equipo ayudará a crear un espacio de confianza y que la comunicación entre todos sea mucho más efectiva.

Hacer el trabajo de otros en vez de explicar cómo hacerlo

No hay que caer en hacer el trabajo del otro. Cada persona tiene un rol en un equipo y es importante que cada quién haga lo que le corresponde. Se puede llegar a pensar que es más fácil ayudar al otro metiendo las manos en su trabajo, pero la realidad es que, no dejar a otros aprender hace mucho daño, tanto a tu equipo como a los proyectos que trabajen. Ser líder no es fácil, hay que dedicarle tiempo a explicar, motivar e instruir al grupo para que logre sus objetivos generales e individuales.

Resaltar los fracasos de otros

Todos cometemos errores, hay que saber señalarlos y reconocerlos, pero no debemos usarlos para exponer a un colaborador en público. Una vez aprendida una lección a partir de un fracaso, no continúes sacando el tema a colación una y otra vez. Por el contrario, déjalo en el pasado, pero siempre llevándote un aprendizaje de cada error, este será una herramienta más adelante para no cometerlo de nuevo.

Ser líder no solo se trata de saber entregar resultados, sino también de motivar a cada uno de los elementos del equipo y enseñar con el ejemplo para hacer mucho más eficaz y sólido el desempeño individual y colectivo.

trabajo en equipo


© 2019 Armstrong Intellectual Capital Solutions, S.A. de C.V. | Todos los derechos reservados
LiveZilla Live Chat Software