Armstrong
Buscar

Consejos para evitar el ausentismo laboral

Armstrong
Compartir

Armstrong

8 de mayo de 2018

¿Te sirvió?
No

El ausentismo laboral es un tema importante en la gestión de recursos humanos, por su trascendencia en cuestiones estratégicas, económicas, de comunicación y hasta en materia de productividad.

Las faltas constantes de colaboradores a su trabajo es un indicador importante, termómetro de la organización, y también un tema al cual se debe poner atención para mejorar la experiencia del propio colaborador, de quienes le rodean y que brindará resultados en la productividad de la empresa.

El ausentismo se refiere a cuando un colaborador no se presenta en el lugar de trabajo durante las horas correspondientes a su jornada laboral. Las ausencias en un trabajo pueden ser justificadas (enfermedad, accidentes, cuestiones legales, personales), sin justificación (sin previo aviso, por emergencias o temas personales) o virtuales (cuando físicamente está presente, pero dedica su tiempo a elaborar tareas ajenas a su actividad laboral).

Aunque el ausentismo laboral es un factor volátil y no controlable por las empresas, las organizaciones sí pueden llevar a cabo medidas que reduzcan este problema. Aquí algunos puntos a considerar para reducir los riesgos al ausentismo.

Conoce a tus colaboradores: Cuando alguien comienza a faltar mucho, pon atención en las causas, esté o no justificada su falta. Analiza el problema y conversa para proponer soluciones.

Alinea objetivos: Toma las consideraciones necesarias para que tu talento humano aumente su nivel de responsabilidad, tiempo y pasión para con la empresa; esto puede lograrse al alinear los objetivos generales con el bienestar personal y crecimiento de los colaboradores.

Motivación: Dale a tu equipo las bases para creer que sí existen empresas que se preocupan por la salud y el bienestar de sus colaboradores. Implementa programas que fomenten el cuidado de la salud física y mental, así como espacios de capacitación para impulsar los caminos profesionales de cada persona.

Conciliación: Al ser el ausentismo un factor volatil, muchas veces es mejor conciliar que prohibir. Permite el diálogo y flexibilidad para casos que lo requieran. El hecho de permitir una falta justificada e importante, cargará agradecimiento y responsabilidad para con la empresa al colaborador.

Una comunicación adecuada, objetivos en común, incentivos y la creación de una cultura saludable son elementos importantes para disminuir el ausentismo laboral. ¿Qué estás haciendo tú para evitarlo?

¿Te sirvió?
No