Armstrong
Buscar
55 5212 1020
Buscar

Tips para el manejo de la ansiedad

La situación que vivimos en la actualidad ha transformado nuestra forma de vida, la dinámica familiar, así como la rutina laboral y nuestros hábitos. Todo esto nos ha hecho parar por un momento para entender cómo nos encontramos, cómo nos sentimos y qué podemos hacer para nuestro bienestar.

Y una de las consecuencias que presentamos hoy en día es una sintomatología asociada a la ansiedad, la cual se define como un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad. Y si bien, nuestro organismo puede estar teniendo esta respuesta natural ante las situaciones a las que nos enfrentamos, es de vital importancia reconocer sus síntomas y sobre todo tomar acción.

La ansiedad presenta diversos síntomas, algunos de ellos físicos, tal como palpitaciones, náuseas, hiperactividad o insomnio, compulsión hacia conductas o consumos dañinos, fatiga o tensión muscular, y cambios repentinos de humor; así mismo, síntomas a nivel emocional como irritabilidad, aburrimiento, preocupación extrema, incapacidad para concentrarse, miedo, sensación de haber perdido la rutina habitual, sentimientos de exclusión y frustración, entre otros.

Pero, ¿qué puedes hacer para combatirla?

Aquí algunos consejos:

Alimentación: una de las recomendaciones más importantes para estar bien es tener una alimentación balanceada, y en el caso de la ansiedad no es la excepción prestar atención a lo que comemos, ya que algunos alimentos pueden favorecer la sobre excitación, tal como carbohidratos, alimentos azucarados y otros estimulantes en general, por ello, es de vital importancia tratar de evitarlos.

Respiración consciente: una de las acciones que realizamos generalmente de forma inconsciente y natural es respirar; sin embargo, ante un momento donde te sientas ansioso, controlar la  respiración y prestarle atención te ayudará a generar una sensación de serenidad. Además, realizar constantemente una práctica de respiración consciente al menos dos veces al día te ayudará a mantenerte en calma.

Activa tu cuerpo: hacer ejercicio regularmente ante la ansiedad es un gran aliado, ya que ayuda a romper el patrón de los estados de excitación, por lo que incluye en tu rutina diaria realizar cualquier actividad física que disfrutes, te ayude a mover el cuerpo puedas convertir en hábito.

Escribe: ante un ritmo de vida acelerado que todo el tiempo nos exige estar haciendo algo, puede que nos olvidemos de nosotros mismos, y estemos conteniendo nuestras emociones y sensaciones, así que una práctica que te permite expresarte, soltar aquellas emociones negativas que tienes, identificar cómo te encuentras y qué te está generando estar así, es escribir; así que cuando te sientas preocupado, escribe por lo menos 5 minutos sobre aquello por lo que estás pasando o sintiendo.

Medita: una mente en calma es capaz de encontrar su bienestar aún en las situaciones que no puede controlar porque son externas. Si nunca has meditado puedes comenzar por hacerlo una vez al día unos 5 minutos, y poco a poco ver cómo esta práctica te hace sentir, y si lo sientes cómodo ir aumentando el tiempo o la cantidad de veces que realizas una meditación al día. Además, hoy en día existen diversos recursos en línea que te pueden ayudar con meditaciones guiadas. Recuerda que la meditación no se trata de poner tu mente en blanco, sino aceptar cualquier pensamiento que pase por tu cabeza y encontrar quietud en tu mente. Y si vas avanzando con la práctica, también después tus actividades del día a día podrás realizarlas con atención plena, lo que contribuye a mantener un estado de paz en ti.

Pide ayuda: Si ya pusiste en práctica todas estas acciones y no te han ayudado a mejorar, siempre será recomendable que busques la ayuda de un profesional de la salud. Recuerda que no estás solo en esto, recurrir a una mano experta que te ayude a interiorizar y entender lo que estamos pasando te será de gran valor.

Recuerda que tenemos el súper poder de cambiar cómo nos sentimos ante las situaciones en nuestro entorno, pero para ello es importante escucharnos, escuchar a nuestro cuerpo y emociones, para poder identificar cómo nos encontramos y a partir de ello entender qué acciones contribuyen a nuestro bienestar.

A nivel organizacional, es fundamental que identifiques si tus colaboradores están presentando ansiedad, para poder brindarles la atención necesaria.

En Armstrong contamos con diagnósticos para evaluar el nivel de ansiedad en los que puedes apoyarte.

ansiedad, salud mental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


© 2019 Armstrong Intellectual Capital Solutions, S.A. de C.V. | Todos los derechos reservados