Armstrong
Buscar

Redes sociales internas

Compartir

Jazmin Azcoitia

17 de enero de 2020

¿Te sirvió?

0
0

El uso de las redes sociales se ha convertido en uno de los fenómenos más importantes en las últimas dos décadas. La transformación digital por la cual atraviesan las organizaciones impacta a la mayoría de las áreas, exigiendo agilidad para dar respuesta a los retos del mercado y el entorno. En ese sentido, se requieren herramientas que aseguren la eficiencia y efectividad de los canales de comunicación, favorezcan el trabajo colaborativo, respondan a la inmediatez y promuevan la sinergia de los equipos, para que alcancen sus metas en el menor tiempo posible y cumplan con altos estándares de calidad y que al mismo tiempo, los incentiven, fidelicen y favorezcan su sentido de pertenencia y compromiso.

Cuando se incorporan nuevas herramientas o tecnologías en una organización, se gesta un cambio cultural, ya que la tecnología es un generador del cambio y, cuando nos resulta familiar, su incorporación es más sencilla y rápida convirtiéndose así en menos amenazador. Por tanto, las redes sociales son el vehículo ideal para impulsar a los negocios a generar nuevas interacciones a través de herramientas que, para la mayoría, son familiares. En la actualidad, las personas de entre 16 y 65 años de edad, interactúan con al menos 4 redes sociales diariamente.

Las redes sociales corporativas o internas, tienen como función principal facilitar la cooperación entre los colaboradores de una misma empresa, permiten la interacción, otorgan retroalimentación, son personalizables y aseguran la correcta segmentación de la información derivada de las actividades cotidianas, además crean entornos de trabajo colaborativos en los que se interpreta, comparte y enriquece el conocimiento.

Además, contribuyen a mejorar la cultura empresarial ya que, son el canal ideal para la comunicación interna e invitan, de manera continua, a la conversación dentro de un marco agradable, sencillo e incluso divertido. También impactan en la imagen corporativa dado que, los colaboradores se sienten reconocidos, retroalimentados y a la vanguardia en el uso de herramientas.

Existen muchas alternativas en cuanto a redes sociales corporativas como: Yammer, Teams, Facebook at Work, Skype empresarial, Social Text, por mencionar algunas. Para delimitar cuál de ellas puede adaptarse de mejor manera a las necesidades de tu empresa, no hay más que echar un vistazo a las funcionalidades que cada una brinda. Los 5 ejes más relevantes para tomar la decisión son:

  • Integración técnica: que sea compatible y pueda integrarse con herramientas que se utilizan en la operación como el CRM o programas de facturación, entre otros.
  • Personalizable: que permita la incorporación de elementos de identidad personal y corporativa.
  • Colaboración: que cuente con funcionalidades para compartir, editar y construir información de manera conjunta y simultánea.
  • Estadísticas: que provea datos numéricos de uso que aporten información sobre KPI.
  • Comunicación: que incluya funcionalidades que hagan de la comunicación un hábito virtual pero muy acercado a la realidad.
  • Búsquedas: que permita navegar y ubicar información de manera simple y rápida.

Para que la inserción de una red social corporativa sea exitosa, son los líderes de la organización quienes deben impulsar su uso, comunicarse a través de éstas, posicionarlas como el canal único de comunicación en la organización y alentar a su equipo a unirse al cambio digital, es decir, que rompan cualquier barrera de resistencia al cambio. Hacer las cosas de manera diferente, genera resultados diferentes, ¡Atrévete!


0
0