¿Por qué es importante saber decir que no?

¿Por qué es importante saber decir que no?

Parece fácil, pero no siempre lo es. En ocasiones, saber decir que no es de suma importancia, ya que incluso puede moldear nuestro camino profesional y personal. Saber decir que no habla de nuestra asertividad frente a las situaciones con las que debemos lidiar día a día.

Quizá se pueda pensar que decir que “no” es algo malo y desagradable, pero es necesario saber establecer límites y no ceder ante situaciones en las que no estamos de acuerdo, no queremos o estamos en posibilidades de hacer.

Saber decir que no es una habilidad que se conoce como “asertividad“. Cuanta más asertividad tengamos, mayor será la seguridad que tenemos en nosotros mismos. 

Ser asertivo no se trata de ser egoísta o ignorar las necesidades de los demás. Se trata de saber encontrar un equilibrio entre lo que puedo y quiero hacer, y lo que quiero aportar y ayudar a otros.

¿Por qué es importante decir “no”?

  • Porque al decir “no” podrás hacer las tareas importantes mejor, a conciencia, poniendo calidad, creatividad y talento en los detalles que marcan la diferencia y dejan huella.
  • Porque al decir “no” tienes tiempo y atención para dedicarla a tus prioridades. Las cosas que son importantes y que cuentan para ti.
  • Porque al decir “no” disfrutas de tiempo extra para empezar cosas que siempre quisiste hacer y que una y otra vez te viste obligado a posponer.
  • Porque al decir “no” podrás experimentar una sensación de libertad y liberación sin igual. Te demostrarás a ti mismo que todavía puedes elegir, hacer y vivir sin tener que actuar sin consciencia sobre tus acciones.

Una forma de evaluar la situación para ser asertivo es observar si la tarea que nos piden la puede realizar la persona que la está pidiendo o si realmente necesita nuestra aportación. Todo depende de la evaluación que hagamos de la situación; pero es importante saber e interiorizar que no estamos obligados a nada.

Antes de tomar una decisión, ir por el “si” o el “no”, permítete unos momentos para evaluar la situación: ¿es necesaria tu ayuda? ¿tienes el tiempo para hacerlo? ¿qué retribución tiene para ti o tu entorno el hacerlo? ¿Cómo puede beneficiarte o beneficiar a otros tu aportación? Trabajar la asertividad en todos los aspectos de tu vida puede ayudarte a lograr tus metas y eficientar tu tiempo en corto y largo plazo.

¿Qué tan asertivo eres en tu vida laboral y personal?

Comentarios

LiveZilla Live Chat Software